DEL EXPATRIADO AL MANAGER “GLOCAL”


Demasiadas empresas por el mundo no tomaron la medida de la importancia de una buena administración de los expatriados. Tengo muchos ejemplos de ejecutivos mandados al otro lado del mundo para desarrollar el negocio de su empresa en otras latitudes en la filial local, sin ninguna preparación que sea lingüística o intercultural y además diciéndoles que se van en Bengladesh 15 días antes de irse! Primer comentario, eso se llama falta de respeto para esas personas que se van con maletas y familia, en un mundo desconocido.
Segundo comentario, eso equivale a mandar soldados a la guerra sin armas ni preparación para luchar contra enemigos preparados y con armas de ultima tecnología. El combate ya esta perdido antes de empezarlo!

Si me quedo en el campo militar, un ejército esta en general estructurado como sigue:

Los Soldados que tendrían como equivalente en la empresa los empleados.
Los Comandos que serían en la empresa los expatriados.
Las Fuerzas especiales que en la empresa será el ejecutivo internacional de mañana el “Manager Glocal”.

No me quedaré con los soldados que son importantes pero no nos interesan en nuestro tema.

Los Comandos como lo son los GI’S estadounidense o la Legión extranjera francesa, pertenecen al ejercito de sus países respectivos, pero tienen un material específico, un entrenamiento específico que corresponden a sus misiones específicas que los soldados no hacen porque no tienen las mismas cualidades físicas, los mismos recursos que esos Comandos.

En la empresa esos comandos son los expatriados, que deben tener las mismas competencias que el ejecutivo “clásico” que trabaja en su propio país más esas competencias de adaptación necesarias para ser eficiente en un contexto cultural distinto. Le incumbe a la empresa prepararlos a sus misiones específicas sobre los mercados extranjeros. Además de ser un buen ejecutivo que conoce perfectamente los productos o servicios de la empresa, ¿cuales son las cualidades y competencias que debe desarrollar para ser un buen expatriado?:

• Las energías motrices de esos expatriados son la toma de riesgos, el dinamismo y la creación de valor continuo. El buen ejecutivo que alcanza los objetivos cada mes o trimestre, pero que no le gusta el cambio, que no le gusta cambiar su rutina y que necesita mucha seguridad antes de hacer o tomar una decisión, no puede ser un buen expatriado. Es alguien en la norma, el expatriado piensa diferente, no se queda en la norma, siempre dará ideas nuevas, diferentes, a veces consideradas como locas por los demás, este, la empresa tiene que detectarlo, seleccionarlo y prepararlo.

• La empatía debe ser una cualidad de base del expatriado. Tener la capacidad de no juzgar a los demás porque son distintos, capital al internacional.

• Al igual que ser humilde, las personas arrogantes son personas cerradas, ya lo saben todo, no tienen otra cualidad importante, la capacidad de escuchar.

• La flexibilidad mental es sumamente importante para sobrevivir en un mundo cambiante.

• Por supuesto la capacidad de adaptación sin la cual nada es posible en un contexto internacional.

• La necesidad de ser móvil y reactivo, vivimos en un mundo donde la velocidad es el elemento de ventaja competitiva.

Además de esas cualidades el expatriado es alguien que tiene las capacidades de pensar y actuar de manera audaz, que pasa rápidamente de la reflexión a la acción, sabe crear redes, relacionarse de manera eficaz dentro y fuera de la empresa y tomar decisiones en situaciones de gran ambigüedad. Es un ejecutivo sumamente creativo.

En términos de competencias, más allá de bien conocer el producto o servicio de la empresa, habla varios idiomas, puede trabajar y vivir en varios contextos culturales diferentes, sabe manejar hombres de culturas distintas porque tiene una gran aceptación de la diferencia.

La adaptación no es innata, es un esfuerzo, es un aprendizaje. Si no se a que debo adaptarme, no podré adaptarme, por eso la preparación debería ser obligatoria como lo es en algunos países de Europa del Norte por ejemplo.

No todos los expatriados pueden adaptarse a cualquier país, a cualquier cultura, en realidad muy pocos. Unos están hechos para trabajar en países latinos, otros se sentirán mejor y serán más eficientes en culturas anglosajonas, o en otras culturas. Si los intercambia, pierden toda su eficiencia.

El reto del Director de Recursos Humanos es la detección y la selección, en los rangos de los ejecutivos cuales son los que podrían ser expatriados, capacitarlos a la cultura del país en el cual van a irse, prepararlos a desarrollar esas cualidades, capacidades y competencias que un expatriado debe tener y asegurar un seguimiento durante la expatriación para asegurar el éxito de la expatriación. Identificar en que tipo de país o cultura se podría adaptar mejor.

El otro reto del Director de Recursos Humanos es detectar en los rangos de los expatriados cuales pueden volverse “Ejecutivos Glocales” o sea las fuerzas especiales de la empresa.

En el mundo militar las Fuerzas especiales están un poco aparte del ejército clásico, su mando es distinto, jamás se oye hablar de ellos, no se sabe sobre que misiones trabajan. Es la elite del ejército. Por ejemplo son las fuerzas especiales de varios países que buscan a Ben Laden en Afganistán.

¿Por qué “Glocal”? el Manager Glocal es un ejecutivo que tiene una visión global de su negocio pero que sabe actuar, adaptarse y adaptar estrategias al nivel local.

¿Qué distingue el expatriado del Manager Glocal? Al igual que el expatriado tiene las mismas competencias que el ejecutivo “clásico”, el Manager Glocal tiene todas las competencias del expatriado, pero sobre desarrolladas. La adaptación para el es natural, es el que abre los mercados, el pionero, puede pasar de una cultura latina a una cultura asiática sin perder eficiencia y productividad, su campo de caza es el planeta, al nivel profesional, sus redes son sumamente eficaces, lo que le permite ser muy reactivo a los cambios, en general los anticipa cuando los demás los sufren, pero la gran diferencia es la visión, lo que lo distingue, es que es un hombre que tiene visión, esa visión le permite anticipar, ser reactivo, tomar riesgos, ser muy creativo, etc. Carlos Ghosn presidente de Renault-Nissam, o Richard Branson Presidente del grupo ingles Virgin son unos de ellos. Ellos son famosos, pero en los rangos de las empresas existen esos hombres y mujeres, unos aún no revelados. El reto detectarlos lo más antes posible.

Son los futuros generales de las empresas globalizadas, y por supuesto ellos también necesitan una preparación adecuada y una atención específica. Ellos le aportan un valor agregado enorme a la empresa.

Las empresas descuidan mucho a sus recursos humanos, pero los mercados son muy similares a un campo de batalla, cada día empresas desaparecen, pierden mercados, pierden empleados, etc. En un mundo de los negocios tan agresivo, la clave del éxito, es la preparación de sus recursos humanos y aún mas para esos recursos que agregan valor a la empresa, es cuestión de sobre vivencia.

Sun Tzu dijo:

“Quien conoce al otro y se conoce, en cien combates siempre ganará; quien no conoce al otro pero se conoce, ganará una vez sobre dos; quien no conoce al otro y no se conoce siempre perderá”.

Piénsenlo…..

Por Olivier Soumah-Mis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *