LOS DISTINTOS MODOS DE PENSAMIENTOS SEGÚN NUESTRAS CULTURAS: COMO PENSAMOS?

En el tema de las diferencias culturales hay temas que se hablan poco pero que tienen un impacto importante y fuerte en las empresas multinacionales y en los equipos multiculturales. Estos temas en la mayoría de los casos son inconscientes.

Las distintas maneras de pensamiento, de análisis de la información pueden generar confusiones, errores, malos entendidos, malas interpretaciones cuando el líder de un equipo multicultural da órdenes a sus subordinados.

En un contexto multicultural es sumamente importante de verificar que la orden dada fue bien entendida por el subordinado, que la información compartida fue procesada de la manera en la cual me imagino que la entendieron.

Demasiadas veces damos por seguro que entendieron lo que dije. Pero lo que es lógico para uno quizás no lo es para otros.

He visto muchisimos casos en mi experiencia de Cultural Executive Coach estos tipos de problemas en las relaciones interpersonales en las empresas multinacionales.

Vamos a ver las distintas maneras de pensar y sus consecuencias en los negocios.

MODO DE PENSAMIENTO DEDUCTIVO:

       El estilo de pensamiento deductivo, deriva de ideas y teorías. Una vez que los conceptos o teorías están firmemente establecidos, se aplican  a casos prácticos.
       Los europeos y latinoamericanos tienden a ser deductivos o abstractos en su estilo de pensamiento.
       Tienen más confianza en sus teorías que en los datos crudos de la observación empírica.
       Es el mundo del pensamiento, no se sienten obligados a acumular hechos y estadísticas. A partir de un concepto prefieren generalizar a otro. Depositan su confianza en el poder del pensamiento.

MODO DE PENSAMIENTO INDUCTIVO:

       El estilo de pensamiento inductivo deriva del análisis de datos  concretos. Los pensadores inductivos, como los estadounidenses, tienden a desconfiar de la teoría y las generalizaciones, por considerarlas poco prácticas, irrealistas o demasiadas abstractas.
       Para obtener sus conclusiones se sienten mucho más cómodos recopilando datos y estadísticas.
       La inducción se apoya no sólo en hechos sino también en la intuición, que es una forma de conocimiento inmediato que no apela al razonamiento.

EL PENSAMIENTO ANALÍTICO:

       El análisis descompone el todo en partes. Para enfrentar los problemas el pensamiento analítico los desglosa.
       En estados Unidos y en Europa se desarrolló el pensamiento analítico. Desde muy pequeño aprendemos a desglosar los problemas, a fragmentar el mundo. Esto aparentemente hace más manejable las tareas y los temas complejos, pero pagamos un enorme precio oculto, ya no vemos las consecuencias de nuestras acciones, perdemos nuestro intrínseco sentido de conexión con un todo mayor. Ya no tomamos las cosas en su conjunto.

EL PENSAMIENTO SISTÉMICO:

       El pensamiento sistémico o holístico junta las partes en un todo integrado. Se pone énfasis en las conexiones entre las partes y en el sistema completo.
       El pensamiento sistémico nos permite visualizar conexiones, captar patrones complejos que no pueden describirse adecuadamente cuando el todo ha sido descompuesto en partes separadas.
       Los 2 modelos se complementan muy bien, el objetivo es saber utilizar los dos.

Tener consciencia de estas diferencias permite evitar las frases de tipo “te lo había dicho” “No, jamás me lo dijiste”. Permite tener consciencia que no todos tenemos la misma lógica, tener consciencia que unos utilizan datos concretos y otros conceptos teóricos, que unos piensan de manera integral y otros por partes.

Y ustedes cómo piensan?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *