SOBRE VIVIR A LA INCERTIDUMBRE

“Estamos de manera permanente a 18 meses de la quiebra” Bill Gates.

Una de las dimensiones que sirve en los análisis culturales y que se esta desarrollando de manera muy importante hoy en día, es la incertidumbre.

Las certitudes están en total declive. La competencia esta en todas las actividades humanas, en todos los sectores económicos. ¿Quien puede hoy en día asegurar que una empresa tan antigua sea y tan famosa sea, no encontrará problemas como Airbus los tiene ahora, o no se hará comer por un competidor hasta quizás más pequeño, como fue el caso para Arcelor, leader mundial de la siderurgia que se hizo simplemente comprar por la empresa Mittal de India, o que no tendrá que asumir la competencia de sus proveedores como fue el caso para Kodak con su proveedor HP que de repente propuso en el mercado nuevos productos como las cámaras digitales, que la economía de un país no se puede caer como fue el caso para la economía de Argentina…. Etc? Sin hablar del terrorismo….

Culturalmente hablando, hay países que administran mejor la incertidumbre, más ágiles en la incertidumbre como los países emergentes, los Estados Unidos. Existen personas que asumen mejor esa dimensión muy presente y actual, las personas multiculturales, los expatriados, los emigrados, los globe-trotters….

Vamos todos que aprender que vivir con esa dimensión. Sin talentos sobresalientes, toda persona se vuelve intercambiable, en competencia directa con gente del otro lado del planeta. China “produce” más de 350.000 ingenieros por ano. Notaran que ya no se habla de obreros sino más bien de ingenieros, el nivel se incrementa! Hace poco el Presidente de Siemens dijo: “Con el mismo presupuesto, tengo 12000 ingenieros chinos, contra 2000 en Alemania. Esta dando el valor del intercambio.

Para saber administrar la incertidumbre, hay que desarrollar la reactividad, la creatividad, poder olvidar las certezas de antes, observar y moverse…. Si su empresa no conoce su nivel de aversión al riesgo, si usted mismo no conoce su propio nivel de aversión a la incertidumbre y al riesgo entonces están en peligro. El mundo en el cual entramos pertenece a los que sabrán tomar riesgos, a los flexibles y reactivos como a los que por su creatividad aportarán soluciones originales, a los problemas que encontrarán en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *